domingo, julio 27, 2008

Hancock



La última película de un peculiar y atípico superheroe, que en realidad debía ser alcohólico y con tendencias suicidas, pero que gracias a Will Smith y su exigencia continuada de cambios de guión a lo largo del rodaje han dado como resultado este pedazo de bodrio infumable, añadir tambien que la peli llevaba fraguándose desde 1996. La cinta tiene varios puntos de acción y gracia, pero en su conjunto desborda al final de su visualización una sensación de insatisfacción y vacuosidad como los sentimientos del propio protagonista. Es una película que se podría haber explotado mucho más, debido a la actitud gamberra y chulesca del personaje, pero a medida que avanza el metraje se hace cada vez más desconcertante perdiendo fuelle, y volviéndose muy, pero que muy floja. Destaca tambien mencionar que aparece Johnny Galecki, en el filme haciendo un pequeño rol como famoso publicista, aunque lo conocereís más por su papel de Leonard en el genial serie The Big Bang Theory.
Para terminar si quereís perder hora y pico, está es vuestra película y seguro que se os quedará la cara como a Will en la siguiente foto.

2 comentarios:

Wantasho&Cabesasho dijo...

Deberías corregir:

película de un pelicular
Will Smith y su exigía continuada
puntos muy puntuales
vacuocidad
Destaca tambien mencionar

hibiki13 dijo...

Ves lo que te dije de que hoy no era un buen día...